Nuestro Blog

  La mandarina, es una fruta asiática que se ha apoderado de otras zonas del mundo como Latinoamérica y Europa; es un fruto pequeño, cítrico y con mucho sabor y olor.

  Tanto la fruta como su aceite esencial tienen grandes propiedades y beneficios.

  Puedes usar el aceite en cualquier etapa de tu vida, no impide que lo dejes de usar en el embarazo o en época de lactancia.

  Para limpiar, con unas pocas gotas, diluido en agua, sirve como antiséptico, aportando con ello, además de limpieza, un olor especial y tranquilo.

  En cosmética, sirve para hidratar la piel, con unos masajes, puedes hasta prevenir o hasta disminuir marcas de estrías y celulitis.      

  Si quieres darle un toque de olor a tu casa, el aceite esencial de mandarina sirve como  excelente aromatizante.

  En el sector de salud, tiene muchos beneficios. El aceite esencial de mandarina sirve como relajante, libera tensiones y reduce el insomnio.

  El aceite esencial de mandarina, es una opción natural para prevenir o disminuir ciertas características de depresiones o tristezas, utilizándolo en el pecho o en lugares donde no te de el sol, por algunas cuantas horas, hará que tu cambio de ánimo, poco a poco vaya cambiando y vaya liberando tensiones de manera natural y sin fármacos.

  Es de suma importancia no utilizar los aceites esenciales cítricos durante la exposición al sol, ya que esto puede causar manchas en la piel y hacer un efecto contrario a lo que estamos buscando.

  Este aceite, debe mantenerse en temperaturas frescas para evitar que este se dañe, como también, siempre diluir con agua o con otro tipo de aceites menos fuertes antes de usarlo.

  El aceite esencial de mandarina, se debe evitar utilizar cerca de los ojos o zonas sensibles.